Pendientes impresos en 3d

Si ya te has dado una vuelta por la web, verás que sobre todo tenemos pendientes impresos en 3d. Es mi especialidad. Imprimir estas joyas es todo un reto y en este post te voy a contar un poco por qué.

1. La impresión no es fácil

Imprimir cualquier cosa es un reto en sí. Hay que configurar la impresora, el ordenador, prepara el material, calibrar todo… Y aún así no siempre sale bien, el más mínimo error hace que la pieza no se haga bien, o simplemente no se haga. Además no sabes hasta el final (que suelen ser horas) si ha salido bien o mal. No es un proceso apto para ansiosas, créeme.

2. Hay que diseñar pensando en la impresión

Sabiendo que no fácil he aprendido a diseñar pendientes que tengan más probabilidad de imprimirse bien. Me ha costado lo mio, no creas. Un par de años de prueba y error. Y aún así, hay veces que dejo de hacer ciertos modelos por lo difícil que es sacarlos bien de la impresora.

3. La máquina tiene sus limitaciones

La impresora de la que dispongo es pequeña, por lo que no puedo hacer cosas muy grandes. Suficiente para pendientes, pero se me queda un poco pequeña para collares entero. Además los tiempos que se necesitan para imprimir cosas grandes me desespera, esto no es culpa de mi máquina (mi impresora es maravillosa), si no del sistema. Confío que según avancen los años y la tecnología esto mejore también.

4. La post producción es larga y delicada

Una vez has conseguido imprimir bien el pendiente, hay que tener cuidado porque al principio, antes de curarse la resina, son delicados. Alguno siempre se daña en el proceso de sacarlo de la placa… O se me cae porque soy una manazas… Hay que limpiarlos bien con alcohol y dejarles rayos UV (osea ponerlos a tomar el sol) un buen rato. En ese rato les ha pasado de todo… He aprendido que hay un montón de corrientes en un patio interior.

5. Todo merece la pena por el resultado

El proceso es largo y laborioso, pero merece la pena viendo el resultado final. El poder imprimirlos en 3d me da una libertad creativa infinita y me permite hacer un millón de pruebas antes de dar con el modelo perfecto. Me encanta hacer pendientes impresos en 3d.

¿Qué te parece? ¿Quieres saber más?

4 thoughts on “Pendientes impresos en 3d”

    1. Muchas gracias, me hace muy feliz que las colecciones te gusten. Disfruto mucho haciendo joyas, pero disfruto más viendo que le hacen feliz a la gente.

Leave a Reply

Your email address will not be published.